Oxfam Intermón España

Organización que lucha con y para las poblaciones desfavorecidas y como parte de un amplio movimiento global, con el objetivo de erradicar la injusticia y la pobreza, y para lograr que todos los seres humanos puedan ejercer plenamente sus derechos y disfrutar de una vida digna. Para ello, coopera en proyectos de desarrollo y acción humanitaria, fomenta el comercio justo y promueve campañas de sensibilización y movilización social.


En un país en el que apenas hace dos años que se firmaron los acuerdos de paz, Julia García Gutiérrez, responsable del proyecto «Juntas somos Victoria”, nos cuenta que lamentablemente no se están llevando a cabo los acuerdos para la protección de los derechos civiles y del medio ambiente en Colombia.

Actualmente organizaciones civiles en el país se enfrentan a agresiones e incluso al asesinato por defender la biodiversidad, la protección de los recursos y la defensa de sistemas de producción agroalimentarios basados en el conocimiento ancestral, modelos productivos que protegen el medio ambiente y su territorio. La situación de las mujeres defensoras es muy preocupante porque sufren amenazas de muerte, violencia sexual y otros tipos de violencia hacia ellas, sus hijos y familiares. También sufren una estigmatización por su labor, siendo calificadas como mujeres que están rompiendo con el rol de la mujer tradicional, amenazando su liderazgo, su permanencia en la zona y al colectivo que lideran.

En este contexto, mujeres defensoras, mujeres del ámbito rural, envueltas en una realidad de desigualdad, de riesgo y de abusos en la explotación de recursos naturales de su tierra, unidas en la Plataforma de Incidencia Política de Mujeres Rurales de Colombia, solicitan apoyo a Oxfam Intermón para levantar la voz y aumentar la visibilidad de sus actuaciones y de los peligros a los que se enfrentan.

La propuesta conjunta ha sido diseñar una campaña de comunicación innovadora en la que se ha generado por ordenador una imagen con los rasgos de las mujeres que han sido asesinadas desde que se alcanzaron los acuerdos de paz en 2016, mujeres que han trabajado para defender los derechos humanos y civiles de la población, y así poder difundir su mensaje, sin que constituya un riesgo para las personas. Esta imagen se llama Victoria y es la suma de las defensoras en Colombia. Es la voz de todas las mujeres que no pueden hablar.

Las mujeres defensoras luchan por desarrollar agendas propias de desarrollo en su ámbito, por poder permanecer en sus tierras y proteger los recursos naturales. Con este proyecto se busca fortalecer y acompañar a las organizaciones para aumentar su incidencia, a nivel local, nacional e internacional. Lograr la visibilidad del valor de las defensoras permite poner en valor su trabajo y conseguir los apoyos de la población, eliminando su estigmatización, y consiguiendo que el Estado proporcione la seguridad necesaria para desarrollar su trabajo sin riesgo.

Gracias a esta campaña se ha firmado por primera vez una circular conjunta entre los distintos entes de control del Gobierno de Colombia para garantizan los derechos de la mujer rural. En ella se insta a los servidores públicos a cumplir con la normativa que ya está instaurada y cuyo incumplimiento generará acciones disciplinarias.

Laura Victoria Gómez Correa, responsable del programa de derecho a la igualdad en Colombia, nos cuenta que la situación de amenaza y las agresiones continúan, pero que, a partir de la campaña, las mujeres están participando en más espacios, y se está aumentando la prevención y la protección de las Defensoras. También se observa un incremento en el reconocimiento como sujetos clave por parte de la ciudadanía.

Sandra Sáenz, vocera de la Plataforma de Incidencia Política de Mujeres Rurales de Colombia, resalta la importancia de «Juntas Somos Victoria» para presionar y exigir al Gobierno mayor protección de las mujeres defensoras y al mismo tiempo, sensibilizar a la población sobre el papel que ejercen para salvaguardar las tierras, los recursos naturales y la vida, una situación que afecta a todos los colombianos y las colombianas, y a la protección del medio ambiente a nivel local y global.

A pesar de las dificultades todas coinciden en la importancia de alzar la voz y transmitir a las generaciones que vengan la necesidad de salvaguardar la tierra y los recursos, porque tal y como dice Sandra, citando las palabras de la activista asesinada Cristina Bautista: «Si hablamos nos matan. Si callamos nos matan. Sigamos hablando pues» Conoce esta iniciativa a través de las voces de 3 mujeres que han participado en una campaña de apoyo a defensoras colombianas, mujeres que alzan sus voces para defender su territorio, su entorno natural y su modo de vida, porque juntas, somos Victoria.

Julia García Gutiérrez, responsable del proyecto «Juntas somos Victoria»

“se ha generado por ordenador una imagen con los rasgos de las mujeres asesinadas desde que se alcanzaron los acuerdos de paz en 2016, que han trabajado para defender los derechos humanos y civiles de la población, y así poder difundir su mensaje sin que ello constituya un riesgo…. esta imagen se llama Victoria” (Julia García Gutiérrez)

Laura Victoria Gómez Correa, gerenta del programa de Derecho a la Igualdad en Colombia.

Las mujeres Defensoras luchan por desarrollar agendas propias en su ámbito, por poder permanecer en sus tierras y proteger los recursos naturales y el derecho a la tierra para las mujeres” (Laura Victoria Gómez Correa)

Sandra Sáez, vocera de la Plataforma de Incidencia Política de Mujeres Rurales de Colombia

«Cuando cultivamos la tierra lo hacemos porque queremos comer PAZ, cuando defendemos el curso de un río lo hacemos porque queremos beber PAZ, y cuando defendemos un bosque o una montaña lo hacemos porque queremos que toda la humanidad respire PAZ» (Sandra Sáez)